La homeopatía se basa en la ley de similitud, que consiste en administrar pequeñas dosis que, en grandes cantidades, serían tóxicas para el paciente y podrían hacer que enfermase. La homeopatía cura produciendo los síntomas por los que se enferma, pero en magnitudes tan pequeñas que nuestro organismo apenas las percibe.

Conozca sus principales beneficios:

  • Es una medicina segura. Los medicamentos homeopáticos son preparados a base de hierbas, algunos minerales y una baja dosis de sustancias del reino animal.
  • Es una medicina efectiva y rápida. Los homeópatas observan que la medicina homeopática responde muy rápidamente a los tratamientos.
  • Es una medicina que fortalece las defensas de los niños. Las infecciones infantiles aparecen, muchas veces, debido a las bajas defensas de los niños. Debido a que la homeopatía mejora la resistencia de los niños, éstos dejan de estar enfermos con tanta frecuencia.
  • Es una medicina amigable para los niños. El sabor de los glóbulos homeopáticos es dulce y, por tanto, resultan más agradables y son mejor aceptados por los niños. Su absorción es rápida e instantánea.
Si requiere de la ayuda médica de un especialista en medicina homeopática, acuda con el Dr. José A. Septién Prieto, experto en quiropráctica y fisioterapia integral.