La homeopatía se basa en la ley de similitud, que consiste en administrar pequeñas dosis que, en grandes cantidades, serían tóxicas para el paciente y podrían hacer que enfermase. La homeopatía cura produciendo los síntomas por los que se enferma, pero en magnitudes tan pequeñas que nuestro ...